lunes, 29 de enero de 2007

OTRO TEMA PARA NO SENTIRNOS ORGULLOSOS

Después de la fiebre de la nieve llega la fiebre de la gripe, y con ella todos los escalofríos, la cama, el malestar en el cuerpo... Pues de este malestar tenemos que hablar. Ocurrió esta pasada primavera. Era deporte de calidad, de orgullo, de sacrificio y sobre todo un club cordobés, de cantera, hecho con mucho esfuerzo y dedicación. Hablo del club ADECOR, en su apartado de voley femenino y fútbol sala.
Teníamos un equipo femenino en la Superliga, llamémosla la primera división de fútbol en este deporte. El club en boca de su presidenta, Carmen Prieto, anuncia por micro radiofónico la desaparición de los dos equipos antes mencionados debido a las deudas contraidas que se produjeron por la falta de responsabilidad, falta de verguenza, y de dignidad, del equipo municipal, y demás patrocinadores.
Oyes esto por radio, y lo primero que piensas es: "No creo que desaparezca pues es un equipo que está en todo lo alto de su deporte, y el fútbol sala, aunque en categoría inferior, pero va a más". Prosigo a mí mismo: "Los RESPONSABLES saldrán a la palestra y acatarán sus acuerdos y promesas".
Con todo el dolor de mi corazón por dentro, me entero del desastre: LOS EQUIPOS DESAPARECEN DE SUS CATEGORÍAS. HAY QUE VENDERLOS.
El club Adecor pone en venta sus equipos profesionales ( Diario Córdoba - 30/05/2006 )
No me lo podía creer. Bueno al menos habrá manifestaciones de apoyo, personas que ayuden, etc. Nada más lejos de la realidad. Desaparecieron y punto. Y al día siguiente todo seguía practicamente igual que si no hubiera ocurrido nada.
¿Ésto es lo que nos queremos? ¿Acaso no era la mejor propaganda nacional de nuestra ciudad? claro, pero como estos deportes no mueven dinero, hasta luego.
Apenas hubo movilizaciones. Y pasó con muchos deportes y deportistas que llevaban el nombre de Córdoba en su pecho: caso de Rafael Saco, piloto de Rally.
Los cordobeses nos quedamos como siempre petrificados. Dolió, pero por unos días. Y yo creo realmente, que el cordobés está falto de orgullo cuando hay que sacarlo, y le sobra cuando hay que comedirlo. Estas cosas no gusta recordarlas, yo me siento avergonzado, quizás también muchos de los que me leéis, pero es que no cambiamos.
Se que desde este portalito que me brinda este infinito de internet, no conseguiré nada, o a lo mejor algo, pero el que se siente cordobés hasta la médula tiene que soltar estas cosas. Quizás las tendría que haber soltado antes, o haber hecho algo, pero ahí me afectó esta mala vena del cordobés del asentamiento y la comodidad. Yo he vivido fuera, en ciudades como Santa Cruz de Tenerife, donde este caso hubiese movilizado toda la ciudad. ¿Dónde está la diferencia con nuestra ciudad? En que ellos están rodeados de agua... y SU GENTE SE QUIERE A SÍ MISMA.
Seguiré luchando en promocionar esta modestísima página e intentar al menos un 0,0001 de cambio en los cordobeses. Para mí habrá significado el 100% de mi ilusión.
Las instituciones no sienten culpa por la crisis económica del club Adecor ( Diario Córdoba - 20/05/2006 )
Cincuenta aficionados se solidarizan con el Adecor ( Diario Córdoba - 18/06/2006 )

1 comentario:

fernie dijo...

esto es asi, por mucho que duela reconocerlo, lejos quedan ya las multitudinarias movilizaciones de la gente de sevilla y compostela cuando descendieron burocraticamente sus equipos a 2ª b, miles de personas tiradas a la calle luchando por lo "suyo", por que cordoba es de todos los cordobeses, pero aqui se lucha codo a codo por coger un cacho de pastel cordobes o sardinas en la fuensanta por que son gratis. es penoso pero es tan real como la vida misma. otro ejemplo, os recomiendo que vayais a ver el nuevo centro de salud de la calle lucano, una patañeria de piedra en pleno casco historico de una ciudad patrimonio de la humanidad, igual que el granito rosa, etc.. seguro que yo me hago una casa la mitad de cantosa que ese centro de salud y me la tiran abajo, ademas seguro que con una buena multa. a ver si espabilamos cordobeses, yo el primero.